I tu de qui eres? XIX: CARBONELL

Como vimos en el capítulo de los Beltrá, la expulsión de los moriscos en 1609 fue una medida básicamente política, propiciada por el duque de Lerma, para paliar la pérdida de reputación que había sufrido, primero, por la detención del secretario de estado Pedro de Franqueza (1608), uno de sus hombres clave, y después por la firma de La Tregua de los Doce Años con las Provincias Unidas (1609-1621), a las que trataba, vergonzantemente para nosotros, como si de una potencia independiente se tratara.


La medida, no obstante, tuvo efectos muy limitados, pues muy poco después, en 1611, fallecía la reina Margarita de Austria por sobreparto, y en los mentideros de la corte se decía que el duque de Lerma la había envenado. Para empeorar más las cosas, al año siguiente caía también en desgracia Rodrigo Calderón, otro hombre fuerte de Lerma a quién se relacionó con la muerte de la reina. En 1612, Pedro Calderón era destituido y enviado como embajador a Flandes. En ese momento, definitivamente, ya es notorio que existe una facción claramente enfrentada al duque de Lerma, una fracción que poco a poco va erosionando el enorme poder que el valido llegó a atesorar y que, además, está liderada por su hijo, el duque de Uceda, lo que pone de manifiesto una auténtica guerra civil dentro del clan de los Sandoval.


Ese mismo año de 1612, cuando Calderón es desterrado a Flandes, llegan a Novelda, procedentes de Tibi, tres hermanos de una familia de la que solo nos ha llegado el nombre del padre, Jaume Carbonell . Se trata de los hermanos Jusep, Pau y Ginés Carbonell, todos ellos nacidos en Tibi y todos ellos se casarán en Novelda, aunque solo el segundo, Pau, verá como sus hijos se casan y tienen hijos en nuestra villa. De ellos vienen la gran mayoría de los Carbonell que viven en Novelda. El resto vienen de dos colonos que llegaron con posterioridad; uno, cien años después, en el siglo XVIII y proveniente de Onil, y el otro en el siglo XIX, procedente de Alberic.


Jusep Carbonell casará el mismo año de 1612 con Ysabel Serrano, natural de Biar, quien probablemente llegó con la familia. Su hija primogénita, María Carbonell y Serrano (1613) será la primera Carbonell nacida en Novelda, aunque el apellido actual proviene del segundo de los Carbonell, Pau, que se casó con Ysabel García en 1616 y tuvo nueve hijos, de los que dos son los que transmitieron el apellido hasta nuestros días; Pau (1623) y Jusep Carbonell i García (1631). Finalmente, el menor se casaría dos veces, pero ninguno de sus hijos engendraría descendencia en Novelda.


Decíamos que del padre de esta familia, de Jaume Carbonell, solo sabemos el nombre y que provenía de Tibi, pues allí nacieron sus tres hijos, en 1586, 1590 y 1594, respectivamente. Pero ese hecho, vivir en Tibi durante esos años, no es una cosa menor, pues es entonces, cuando nacen los hijos de Jaume Carbonell, cuando se está construyendo en esa localidad la mayor obra hidráulica del mundo entonces conocido: el embalse de Tibi.


Efectivamente, el embalse de Tibi comenzó a construirse en 1580, y sus obras no terminarían hasta 1594. Cuando lo hacen, se ha construida una presa con una pared de 43 metros de altura, lo que la convierte en la mayor del mundo, que se conozca, y que solo será superada cuando, cien años después, lleguen las grandes obras públicas de la Ilustración, ya avanzado el siglo XVIII.

Las obras nacen de una idea de los vecinos de Mutxamel, que proponen repesar las aguas del río Monegre para que sirvan de abastecimiento a Alicante y a la huerta del Alacantí. El embalse tiene un capacidad de 5,4 millones de metro cúbicos, de lejos la mayor de la época en el momento de su construcción.


En la actualidad, el embalse de Tibi sigue en funcionamiento, aunque su capacidad se ha reducido considerablemente debido a los acarreos del rio Monegre.


La obra fue encargada por Felipe II al ingeniero Juan Bautista Antonelli, ni más menos que el mismo que, desde 1568, está encargado de la construcción de las fortificaciones costeras valencianas, aquellas que vimos en el capítulo de los Miralles y que pretendían mejorar la defensa del reino ante los constantes ataques de los corsarios berberiscos. De entre estas obras, las más destacables fueron la fortificación del puerto de Cartagena y la mejora del Castillo de Santa Bárbara, en Alicante, cuyas construcciones todavía hoy podemos admirar.


¿Trabajó Jaume Carbonell en la construcción de la mayor obra hidráulica de su tiempo? ¿Tuvo relación con el prestigioso ingeniero Antonelli? Imposible saberlo, pero es fácil suponer que para la realización de una obra de tal envergadura, la mayoría de las personas y recursos de la zona debieron estar involucrados, de una manera o de otra, en tamaña empresa. Por lo tanto, podríamos imaginar a Jaume Carbonell como un cantero o albañil, trabajando en alguna parte de la construcción del embales, y que dejaría Tibi una vez terminadas las obras del embalse y que, tal vez, acudiría a Novelda en busca de trabajo cuando, tras expulsión de los moriscos, se publicó la carta puebla (1611).


Al respecto, hay un dato adicional que apuntaría en esa dirección; el hijo menor de Jaume, Ginés Carbonell, se casará en segundas nupcias con Vicenta Mira (1623), hija de uno de los hermanos Mira que, como vimos en el artículo de su apellido, era uno de los patronos de la capilla de San Vicente de la iglesia de San Pedro, una iglesia que se acaba de construir en 1607 y para lo cual el obispado ha acudido a la financiación privada, como era muy habitual en esa época, mediante el patronazgo de las capillas laterales, donde cada patrono aportaba la cantidad de 157 libras aragonesas. Por lo tanto, Ginés Carbonell emparenta con una de las familias potentadas de Novelda, una de las pocas familias que, por entonces, dispondría de los recursos necesarios para emprender costosos proyectos fuera del alcance de la mayoría, como, por ejemplo, la construcción de una casa.


Además, como vimos en capítulo de los Escandell, por esas fechas también comienza a construirse el primer retablo de la iglesia de San Pedro, una obra que se encargó al escultor villenense Antonio Torreblanca y para la cual el consell de la villa consignó un presupuesto de 475 libras, con lo que, dada la relación de la familia Mira con la iglesia, también sería posible que los hermanos Carbonell, de estar dedicados al oficio de la construcción, también estuvieran implicados en la elaboración de dicho altar.


En cualquier caso, con la familia Carbonell su apellido ha llegado a Novelda, y desde entonces no hará más que crecer, hasta llegar a nuestros días como uno de los más representativos de la localidad.


- - - - -

Volver al Inicio


  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La Historia contada noticia a noticia

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         30 AGOSTO 2020

OTOÑO 1224