Los visigodos vencen al imperio romano en Adrianápolis

En esa época, los asentamientos tardorromanos en Novelda se localizan en la zona de El Campet, y debieron desarrollarse por la influencia de la vía Augusta, que desde Elche remontaba el Vinalopó.

Los godos procedían de Escandinavia, y desde el siglo I a.C. se habían desplazado hacía el sur, siguiendo los grandes ríos europeos, hasta asentarse al norte del Mar Negro.

En el siglo IV llegaron los hunos de Atila arrasándolo todo. Ante la presión de los hunos, los visigodos pactaron con el imperio romano cruzar el Danubio y convertirse en confederados de los romanos, como defensores de la frontera.


Los dos pueblos chocaron desde el primer momento, y los abusos de unos y otros acabaron por enfrentarlos abiertamente en las llanuras de Adrianópolis. La batalla tuvo lugar el 9 de agosto de 378.

Tras la victoria, los visigodos deambularon por el sur de Europa, llegando a saquear la misma ciudad de Roma (410), donde capturaron como rehén a Gala Placidia, hermana del emperador. Poco más tarde, se establecieron entre el sur de La Galia y el norte de Hispania, con capital en Tolosa.

A principios del siglo VI, los francos los derrotaron en la batalla de Vouillé (507) y los expulsaron de La Galia. Como consecuencia, el pueblo visigodo cruzó los Pirineos y se instaló en Hispania, situando su capital en Toledo.

Da comienzo así el reino visigótico hispano.

Se trata de años de mucha inestabilidad, lo que en la zona del Vinalopó se traduce en una reagrupación de los núcleos habitados y su traslado a lugares más elevados, como el Monastil en Elda o el monte Sambo en Novelda.


- - - - -

Volver al Inicio


  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         28 OCTUBRE 2020

PRIMAVERA 1226