Federico I Barbarroja es coronado emperador por el anti-papa Pascual III



ROMA. 17 julio 1167. A su vuelta de Alemania, donde acudió a recabar apoyos para su campaña italiana, Federico I invadió Italia y entró en Roma con un potente ejército. Alli se ratificó la proclamación que había tenido lugar en Pavía seis años antes. En esta ocasión oficia el Papa Pascual III, sucesor de Víctor IV, quien ya había fallecido.


Por su parte, Alejandro III, tuvo que huir de Roma, dicen que disfrazado de peregrino. Se dirigió a Lombardía, donde cuenta con el apoyo de las ciudades del norte de Italia, que han rebautizado como Alessandria la pequeña aldea cerca de Milán donde se refugia.


Poco después, en agosto, se desató en Roma una epidemia de peste, por lo que Federico se retiró a Pavía con su ejército. Allí conoció una nueva rebelión de las ciudades lombardas, que continúan pidiendo más autonomía política. En esta ocasión, Federico no estaba en condiciones de enfrentarse a las ciudades y abandonó Italia con rumbo a Borgoña, donde permanece a la espera.

Relacionados

--------------------

"Jamás reconeceré a Alejandro III"

Un cónclave dividido elige dos papas


¿Qué pasó después en Sacro Imperio?

¿Qué pasó después en Roma?

¿Qué pasó después en la Cristiandad?

¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibirás un mail con todas las noticias de la semana tan pronto como se publiquen en la web.