El emperador Federico Barbarroja muere en un trágico accidente


CILICIA, 10 jun 1190. El emperador Federico I Barbarroja (68) falleció en un accidente ocurrido al cruzar el río Salef, en Cilicia (actual Turquía), cuando se dirigía a Jerusalén en el inicio de la Tercera Cruzada. El emperador había tomado la cruz en la catedral de Maguncia el año pasado, y haciendo uso de su espíritu caballeresco, había enviado una carta al mismo Saladino retándolo a un combate particular. Para sucederle será elegido su hijo Enrique VI, que será coronado emperador por el papa Celestino III en Roma el 15 de abril de 1191.


Las noticias del accidente son confusas. Al parecer Federico cayó de su caballo cuando cruzaba el río Salef y el peso de su armadura le impidió salir del agua, a lo que habría que unir la avanzada del emperador y el calor asfixiante en esa tierra. Pero también se oyen otras cosas, como que se cayó al agua desde la orilla cuando se acercó a beber y lo corriente lo arrastró.


Este trágico accidente trastoca completamente la evolución de esta cruzada, la Tercera, que había comenzado muy bien para los Cristianos, pues las tropas alemanas de Federico, junto con las húngaras que se le habían unido durante la marcha a Tierra Santa, habían conquistado Iconio (hoy Konya), la capital del sultanato de Rum, la misma ciudad en cuya conquista fracasó Manuel I Commeno hace ahora cuatro años, cuando fue derrotado en Miriocéfalo en 1176. La conquista de la ciudad fue relativamente fácil; Barbarroja destacó a su hijo, Federico VI de Suabia, al asalto de la ciudad, que apenas estaba defendida, mientras que él y el príncipe húngaro Geza derrotaban al ejército seleyúcida que había acudido en socorro de Inconio. Ésta fue la última victoria del emperador Federico I Barbarroja.


El ejército queda ahora al mando del hijo del emperador, Federico, quién marcha hacia Jerusalén para enterrar a allí a su padre. Sin embargo, el intento de conservar el cuerpo ha fracasado, con lo que finalmente se ha tenido que enterrar su carne en la iglesia de San Pedro de Antioquía, sus huesos en la catedral de Tiro y su corazón y órganos en Tarsos.


El duque de Suabia se dirige con el resto de las tropas imperiales hacia Acre, pero durante el camino el ejército ha sido constantemente hostigado por las guerrillas turcos que lo han diezmado hasta reducirlo a poco más de 5.000 hombres. A pesar de ello, el hijo del emperador ha conseguido llegar al reino de Acre, el más importante tomado por los musulmanes en 1187, y ha iniciado su asedio, aunque morirá de malaria al año siguiente, en 1191.

IMAGEN SUPERIOR: EL CUERPO DE BARBARROJA RESCATADO DE LAS AGUAS,

OBTENIDO DE CULTURACOLECTIVA.COM

Relacionados

---------------

El papa Gregorio VIII declara la Guerra Santa: comienza la Tercera Cruzada

Golpe a la Cristiandad: Saladino conquista Jerusalén

OPINIÓN: Terremoto geoplítico en Tierra Santa

GENTE: Federico I Barbarroja, el Sacro Imperio en su apogeo

Noticias del SACRO IMPERIO

Noticias de ASIA

¿Qué pasó después en el Sacro Imperio?

¿Qué pasó después en Asia?

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         28 OCTUBRE 2020

PRIMAVERA 1226