Ricardo Corazón de León conquista Acre y masacra a la población árabe


​SAN JUAN DE ACRE, septiembre 1192. La llegada de los reyes cruzados a Tierra Santa, Ricardo I de Inglaterra y Felipe II de Fancia, ha sido saludada con un gran éxito en la Tercera Cruzada; tras su llegada, se han unido a Conrado de Monferrato en el asedio de Acre, que ya duraba la friolera de tres años, y han conseguido tomar la ciudad a las tropas de Saladino, hecho que culminó el 12 de julio de 1192. Conrado de Monferrato capitaneaba los restos del ejército cruzado que había sido derrotado en Hattin y que había huido a Tiro mientras Saladino tomaba los puertos palestinos de Acre, Sidón y Beirut, hasta que fue detenido en la misma Tiro, que no pudo conquistar. Por su parte, Felipe II ha regresado inmediatamente a Francia ante las noticias de una rebelión nobiliaria contra su todavía joven reinado.


La toma de Acre ha sido el primer éxito importante de los cristianos desde que fueran derrotados en Hattin en 1187. Además de las tropas de Ricardo Corazón de León y de Conrado de Monferrato también intervinieron en la conquista los caballeros de la Orden de los Hospitalarios de San Juan de de Jerusalén (Hospitalarios), que en lo sucesivo se instalarán en Acre, donde ya cuentan con un magnífico hospital-fortaleza que todavía hoy se puede visitar.


A pesar de la conquista de la ciudad, Saladino mantuvo a sus tropas en los alrededores de Acre, algo que inquietaba mucho a Corazón de León. Ricardo intentó negociar con el sultán de Siria y Egipto para que se retirara, amenazando con matar a la población árabe que había capturado si no lo hacía. Pero Saladino se mantuvo firme, y en septiembre de ese mismo año Ricardo masacró a casi tres mil hombres, mujeres y niños que tenía prisioneros. Ha sido una de las matanzas más escalofriantes de todas las que han tenido lugar durante las cruzadas.


Y que no ha servido de nada, pues Saladino ha impedido el avance de Ricardo hacia Jerusalén, y los dos han acabado firmando un pacto por el que los cruzados levantan las hostilidades a cambio de que Saladino permita a los peregrinos cristianos entrar en Jerusalén. Con este acuerdo se ha puesto fin de la Tercera Cruzada, cuyo balance puede calificarse como máximo de agridulce, sino de decepcionante. Aunque los cruzados no han tomado Jerusalén, Ricardo I venderá como éxitos la toma de Acre y el acuerdo alcanzado con Saladino. En lo sucesivo, San Juan de Acre sera la capital del reino de Jerusalén.


Acre, ubicada en el norte de Israel, muy cerca de la bahía de Haifa, es hoy en día una pequeña ciudad turística que conserva su imagen de puerto medieval amurallado. Su Ciudad Vieja es uno de los lugares más excepcionales de Israel, en la cual podemos encontrar innumerables tesoros de cuando la ciudad fue gobernada por los cruzados, desde la Primera Cruzada en 1099 hasta finales del siglo XIII, unos doscientos años. Durante esa época, Acre se convirtió en la principal entrada de los peregrinos al reino de Jerusalén. Hoy en día es muy interesante pasear por las callejuelas de la ciudad medieval, así como visitar el hospital-fortaleza, el túnel que lo conectaba con el puerto y el mercado de la ciudad.

IMAGEN SUPERIOR: CABALLEROS HOSPITALARIOS Y TEMPLARIOS CARGANDO

EN LAS CALLES DE ACRE, DE MARIUSZ KOZIK

Relacionados

---------------

El emperador Federico Barbarroja muere en un trágico accidente

El papa Gregorio VIII declara la Guerra Santa: comienza la Tercera Cruzada

Golpe a la Cristiandad; Saladino conquista Jerusalén

Trendingo Tópics: CRUZADAS

Noticias de ASIA

¿Qué pasó después en el Sacro Imperio?

¿Qué pasó después en Asia?

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         26 OCTUBRE 2020

PRIMAVERA 1226