Alamut, centro del terrorismo internacional


​ALAMUT, verano 1193. El asesinato del rey de Jerusalén, Conrado de Monferrato, ha colocado en primera plana las técnicas de asesinato selectivo de los hashshasahins, los fanáticos y sigilosos soldados de la secta nizarí. Los nizaríes son una secta desgajada de los ismailíes, a su vez una secta minoritaria de los chiíes, la corriente minoritaria de las dos princiaples, junto con los sunníes, en que se divide el Islam.


Hashshashins, en realidad, es el nombre despectivo con que se conoce a estos soldados en Oriente Medio. Significa "fumadores de hashís", y se dice que reciben este nombre porque sus soldados eran entrenados mostrándoles los fastuosos jardines de Alamut cuando estaban bajo los efectos de la droga para hacerles creer que se encontraban en el paraíso, y decirles que solo si obedecían ciegamente a su líder volverían a él tras su muerte. De la palabra Hashshashins derivan las palabas "asesino" y "asesinato".


Los nizaríes son originarios de Egipto, y nacieron hace un siglo, cuando en el año 1090, para ponerse a salvo de las persecuciones del califato fatimí de El Cairo, huyeron y se establecieron en las montañas del sur del Mar Caspio, donde conquistaron la inaccesible fortaleza de Alamut. Su primer líder fue Hasan ibn-Sabbah, conocido como el Viejo de la Montaña. En lo sucesivo este sobrenombre se aplicará a todos los lideres nizaríes.


Durante los últimos cien años, los hashsashshins han desarrollado una efectiva técnica de dominio consistente no en lanzar ejércitos para conquistar ciudades, sino en colocar soldados sigilosos y camuflados cerca de los hombres con poder para proceder a su eliminación, y así desestabilizar los a reinos adversarios. Hasta ahora, el principal objetivo de los hashshasahins ha sido el califato de los turcos selyúcidas, el que domina sobre Siria, Mespopotamia y Anatolia, donde ningún príncipe, desde el sultán de Bagdad al último de los emires, se siente a salvo de estos asesinos. Es por esto que, con cierta lógica, algunos la consideran como la primera organización terrorista de la Historia.


Pero ha sido su espectacular asesinato del rey de Jerusalén, Conrado de Monferrato, el que ha dado a conocer a la secta en toda Europa y ha disparado la alarma en las cortes de los príncipes cristianos de Tierra Santa, quienes han reforzado fuertemente sus medidas de seguridad. Los hashshashins no tienen reparos en pactar con cualquiera que pueda debilitar a sus enemigos, incluso con los cristianos, como se ha visto en Tiro, donde se dice que mataron a Conrado de Monferrato en connivencia con Ricardo Corazón de León, o como se verá estos años cuando lleguen a ser aliados de los mismos templarios en sus ataques a las ciudades selyúcidas.


Desde Alamut los nazaríes extienden su ámbito de influencia a través de inexpugnables fortalezas eficazmente conectadas, situadas en la estratégica ruta que va de Rayy (una gran ciudad persa hoy desaparecida, cerca de Teherán) a Mosul, y desde ahí a Anatolia, lo que supone, prácticamente, gran parte del territorio que hoy en día ocupa la etnia de los kurdos.


IMAGEN SUPERIOR: RECREACIÓN DE LA FORTALEZA DE ALAMUT, DE LA PÁGINA LABRUJULAVERDE.COM

RUINAS ACTUALES DE ALAMUT, EN EL RISCO QUE LLEVA SU NOMBRE EN LOS MONTES, FOTOGRAFÍA DE ALIREZA JAVAHERI, EN WIKIMEDIA COMMONS.

Relacionados

---------------

Ricardo Corazón de León es apresado por el asesinato de Conrado de Monferrato

Los hashshashins asesinan al rey de Jerusalén

Noticias de ASIA

¿Qué pasó después?

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         28 OCTUBRE 2020

PRIMAVERA 1226