El aumento de la temperatura se estabiliza en el norte de Europa

 

​VERANO 1195. El aumento de la temperatura que desde el siglo IX afecta especialmente al norte de Europa parece haberse estabilizado en los altos niveles actuales. Como es sabido, hace algo más de doscientos años que las temperaturas en el norte del continente comenzaron a aumentar, probablemente debido a la Oscilación del Atlántico Norte.

 

Se trata de un fenómeno muy importante, pues el buen clima que está experimentando el norte del continente es uno de los principales factores responsables del aumento de la producción agraria, pues los cálidos veranos y los suaves inviernos son los que hacen posible el cultivo en Europa del Norte de especies que hasta entonces eran impensables. Así, las cosechas de granos cada vez sufren menos heladas, lo que permite el imprescindible aumento de la producción agraria para alimentar a la creciente población europea. Pero el síntoma más significativo es el cultivo de la vid, que en estos momentos se está cultivando en las Islas Británicas, el norte de Alemania e incluso en el sur de la península escandinava, lugares en los que no se cultiva hoy en día.

 

Estas altas temperaturas, que han estado creciendo paulatinamente desde hace unos dos siglos, parecen haberse estabilizado estos últimos años, según se desprende del hecho de que los calurosos veranos se han mantenido estables durante la última década.

 

La Oscilación del Atlántico Norte  es un fenómenos climático que se produce por la variación de la intensidad de las presiones del Anti-ciclón de las Azores y la Borrasca Islandesa: así, cuando la intensidad del anti-ciclón se reduce suficientemente, la borrasca islandesa tiende a bajar hacia el sur (oscilación negativa), provocando que los vientos fríos y lluviosos del Atlántico se dirijan al sur de Europa en lugar de al norte, dejando el norte con un clima más suave. Por el contrario, cuando el anti-ciclón coge fuerza, la borrasca tiende a desplazarse hacia el norte (oscilación positiva) y las lluvias atlánticas se desvían más al norte, dejando el sur de Euorpa con el clima seco y poco lluviosa. Ésta última es la situación que estamos viviendo en el cambio del siglo XX al XXI.

 

 

 IMAGEN SUPERIOR: ESQUEMA DE LA OSCILACIÓN DEL ATLÁNTICO NORTE

 

 

 

Relacionados

---------------

 

Noticias de ECONOMÍA

Noticias de EUROPA

 

 

 

Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La Historia contada noticia a noticia

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         30 AGOSTO 2020

OTOÑO 1224