Los almohades encuadran el poblado de la Mola en la ciudad de Alicante


ALICANTE, 1197. La reforma administrativa que han implantado los almohades a finales del siglo XII ha colocado al poblamiento amurallado de La Mola y sus alquerías dentro del alfoz de la ciudad de Alicante, a su vez cabeza de distrito dentro de la gran gobernación de Murcia, capital de Sharq-Al-Ándalus o Al-Ándalus Oriental. Esta nueva organización reconoce la importancia que la ciudad de Alicante (Al-Laqant) ha alcanzado como puerto comercial en las rutas entre Europa y el Norte de África, sobre todo como conexión entre Al-Ándalus y Túnez (Ifriquia). Hasta este momento, el poblado a los pies del Benacantil había sido una población menor de Al-Ándalus.


Efectivamente, tras la conquista musulmana en 711, los señores de Alicante lo son también de Callosa, y probablemente repartían su residencia entre las urbes visigóticas de La Alcudia (Elche) y Orihuela, donde se encontraba la curia del noble visigodo Tudemir. Cien años después, durante el emirato, Ál-Ándalus se divide en gobernaciones (koras), creando una capital en Xátiva y otra en Orihuela, donde quedará encuadrada Alicante, para posteriormente, con el califato, convertirse en una ciudad más del iqlim (distrito) de Elche, que quedará englobado en la taifa de Denia tras la descomposición del califato. Con la llegada de los almorávides y el regreso a la centralización (primera mitad del siglo XII) Alicante seguirá dependiendo de la gobernación de Denia. Es ahora, con los almohades, cuando por primera vez la ciudad de Alicante aparece como cabeza de distrito, englobando un importante alfoz.


En esta nueva organización, a Alicante se le concede capitalidad sobre un territorio que, por el norte, llega a Busot, Aguas y Baranyes (El Campello), por el oeste hasta Agost, Aspe y Novelda, y por el sur hasta Elche. Este alfoz está estructurado según la estrategia almohade de combinar castillos o poblamientos amurallados (husun), destinado al control y defensa del territorio, con alquerías destinadas a la explotación agrícola y ganadera del mismo. Al respecto, Alicante contaba con este tipo de núcleos amurallados en Busot, Agost, La Mola, Aspe y Monforte. En estos tiempos, el poblamiento principal de Novelda se encuentra en el lugar donde hoy está construido el Santuario de Santa María Magdalena, delante de la ciudadela cuyas fortificaciones los almohades están mejorando y ampliando en esta época. A finales del siglo XII o principios del XIII, la población de La Mola se estima en algo menos de 300 habitantes. En el llano también se desarrollan las alquerías, de una de las cuales crecerá el actual núcleo urbano. Por su parte, la población de la medina de Alicante se estima en algo menos de 900 habitantes, siendo de 2.400 habitantes el tamaño estimado para todo el alfoz. En cuanto a nuestros vecinos, en el Castillo del Río de Aspe debieron vivir casi 400 personas, mientras que en Monforte debieron sobre 100.


La pequeña ciudad que empieza a tener relevancia a los pies del Benacantil está amurallada y tiene su entrada principal por la Puerta Ferrisa, ubicada en la actual calle Jorge Juan, unos diez metros sobre el nivel del mar. Está atravesada por tres calles; la Vía Vella (más o menos la calle Mayor actual), la de Baix y la de Dalt, en función de su ubicación, que se conectan entre ellas en una maraña de callejones, rincones y plazuelas, siendo el principal espacio público el ubicado ante la mezquita aljama, junto a la Puerta Ferrisa y hoy iglesia de Santa María. En lo alto del Benacantil se encontraba la alcazaba, el castillo, que también podría tener una ciudadela en La Ereta, lo que convertía a Alicante en una plaza muy difícil de conquistar por la fuerza. Fuera se encontraba el gran arrabal, que contenía otra mezquita que más tarde se convertiría en la concatedral de San Nicolás. Este arrabal, situado entre la muralla y lo que hoy es La Rambla, se convirtió en el principal centro de actividad por su situación de nexo entre la villa amurallada, la Huerta de Sueca, que rodeaba la ciudad por el sudoeste, y el resto del alfoz.


En este arrabal se intercambian y monetizaban los bienes producidos por todo el alfoz, incluida Novelda, y los provenientes de la importación, dada la creciente importancia del comercio internacional. Los principales productos exportados son sobre todo el esparto, exportado a todo el mundo según el geógrafo Al-Idrisi, y frutos secos y pasas, productos estos últimos que sabemos se elaboraban en Novelda. El dato definitivo de la nueva situación de preponderancia de Alicante es que en este momento también se construyen barcos, con lo que debía disponer de astilleros. Estos astilleros se encontrarían en lo que poco después se llamaría Plà de Baber, y que ha llegado a nosotros con el nombre de Playa de Babel.

IMAGEN SUPERIOR: DIBUJO DE MEDINA LAQANT AL FINAL DEL SILGO XII OBTENIDO SEGÚN DESCRIPCIÓN DE AL-IDRISI. DE LA PÁGINA WEB ALICANTEPEDIA.COM

PLANO DE LA CIUDAD DE ALICANTE Y SU ARRABAL A FINALES DEL SIGLO XII

PLANO DEL POBLADO AMURALLADO Y DEL CASTILLO DE LA MOLA. DEL BLOG LAMALETITADELOSVIAJES.BLOGSPOT.COM

Relacionados

---------------

Novelda en época almohade; se construye el Castillo de La Mola

Al-Idrisi conoció el Castillo de La Mola

Libro de Roger, de Al-Idris; el gran atlas mundial de la Edad Media

Sección de NOVELDA

Noticias de AL-ÁNDALUS

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

     30 NOVIEMBRE 2020

OTOÑO  1227