Felipe II consolida (y controla) la Universidad de París

 

PARÍS, 15 enero 1200. Felipe II de Francia ha emitido hoy un documento por el cual reconoce a la "universitas de profesores y alumnos de París" el derecho a ser juzgados por un tribunal eclesiástico en lugar de uno civil. Este es el documento más antiguo que existe sobre la universidad de París, y aunque en él ya se reconoce la existencia de la citada universitas, se considera el documento que separa las escuelas catedralicias preexistentes en Notre Dame de la propia Universidad de París. Posteriormente, en 1215, fue reconocida por el papa Inocencio III con la publicación de la bula correspondiente.

 

La consolidación de la universidad parisina obedece a varios factores que, aunque originariamente son independientes, acaban aunándose hasta el punto de requerir la intervención del rey. En primer lugar es consecuencia del auge de las escuelas catedralicias, las cuales han sustituido en importancia a los monasterios como focos del saber y del pensamiento. En segundo lugar, la creación de universidades sigue la tendencia de la sociedad medieval a estructurase en asociaciones, gremios o hermandades, con el objeto de defender sus intereses; de hecho, una universidad se estructura igual que un gremio, con sus categorías de aprendices (alumnos), oficiales (bachilleres) y maestros (profesores), y su principal objetivo es regular el acceso a la institución y el ascenso en la escala docente, y lo que es más importante, determinar quién podía enseñar y qué se podía enseñar, lo que ha llevado a no pocos enfrentamientos entre profesores y a la aparición de doctrinas no conformes con la iglesia de Roma. Es también, por tanto, un esfuerzo para controlar la enseñanza de la doctrina de la iglesia cristiana. También es el lugar dónde se están formando los jóvenes más preparados de cada territorio, un ejército de "profesionales" que cada vez son más necesitados por la monarquía para administrar el incipiente estado centralizado que en estos tiempos empieza a florecer. Y finalmente, pero no menos importante, se puede entender como un hecho derivado de la alianza entre Francia y el papado, tan importante en estos momentos para los galos, al tratarse de una decisión del rey que profundiza en lo acordado en el concilio de Letrán III, donde se estableció que los prelados y las autoridades civiles debían cooperar para la creación y fomento de escuelas en las principales catedrales del reino.

 

París recogerá el auge de las escuelas catedralicias del norte de Francia (Reims, Chartres, la propia París...) y se especializará en Teología, campo en el que se convertirá en el primer referente mundial. En este momento existen otros estudios generales que, aunque todavía no tienen la consideración formal de universidad, también han alcanzado un gran prestigio; principalmente serían Bolonia, especializada en Derecho, y Oxford, que tiende al estudio del raciocinio y la experimentación, y donde aparecerá por primera vez el término "ciencia experimental", en un momento controvertido donde la iglesia no aceptaba la realización de experimentos. Estos tres pioneros marcarán los tres modelos de universidad que a partir de ahora van a extenderse rápidamente por toda Europa.

 

La universidad de París sufrirá a lo largo de su vida todo tipo de vicisitudes y convulsiones, algunas tan importantes como la primera huelga de estudiantes de la Historia (1229), el cierre tras la Revolución Francesa (1792), su reaparición un siglo después, en 1886, o el desmembramiento final en 1970, cuando fue disuelta y dividida en catorce universidades independientes para evitar futuras rebeliones como la de mayo del 68. Las catorce universidades creadas entonces tienen el derecho a llevar el nombre de París-Sorbona, pero son totalmente independientes entre sí. El nombre de Sorbona se añadirá poco después, en 1257, cuando el capellán y confesor del rey francés, Robert de Sorbon, creó un colegio para facilitar la enseñanza de Teología a los jóvenes sin recursos.

 

IMAGEN SUPERIOR: FACHADA DE LA CATEDRAL DE NOTRE DAME, EN PARÍS

 

 

Relacionados

--------------------

Escuelas episcopales; el pensamiento también se va a la ciudad

Maimónedes y Averroes; prohibidos por los almohades y admirados en la Cristiandad

Letrán III: Alejandro III pone orden en la iglesia y consolida su dominio

Sección de ECONOMÍA E INNOVACIÓN

Noticias de FRANCIA

Noticias de EUROPA

 

¿QUÉ PASÓ DESPUÉS?

 

Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La Historia contada noticia a noticia

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

           6 JULIO 2020

PRIMAVERA 1224