Santa María de Sijena inaugura unos frescos maravillosos



SIJENA. Boquiabiertos. Enmudecidos. Así quedan los visitantes cuando contemplan los frescos de la sala capitular del monasterio de Santa María de Sijena (Huesca); nunca antes se habían visto unas pinturas murales tan vivas, coloristas y realistas como las que el artista ha pintado en el cenobio oscense. Los frescos de Sijena, calificados como de "estilo 1200", se ubican artísticamente tras el final del románico y previos al desarrollo de la pintura gótica. Ello, junto con los pocos restos pictóricos que se han conservado de esta época, convierte la obra mural de Sijena en referencia a nivel mundial.


El monasterio de Santa María fue patrocinado por la reina de Aragón Sancha de Castilla, esposa de Pedro II, sobre una antigua fundación de monjas hospitalarias. Inició su construcción en 1183 y fue consagrado el 23 de abril de 1188. Para ello los reyes no han escatimado gastos y, aunque no han apostado tan claramente por el nuevo estilo gótico como lo han hecho los reyes de Castilla, donde es evidente el impulso de la reina Leonor en la Catedral de Cuenca o en Santa María de Las Huelgas, han contado con los mejores pintores del momento para decorar sus interiores.


Los frescos tienen un gran parecido con las famosas miniaturas inglesas elaboradas en los scriptorium de Canterbury y Winchester, dos centros pioneros en el estilo llamado binazntino que han alcanzado fama mundial por el Salterio de Canterbury y la espectacular Biblia de Winchester. De hecho, algunos especialistas defienden que es muy posible que los frescos de Sigena hayan sido pintados por el mismo autor, con quien los reyes aragones habrian contactado en los dominios ingleses del sur de Francia.


El monasterio de Santa María de Sigena se convertirá en un centro religioso, cultural y político de primer orden dentro la corona de Aragón, funcionando como panteón real, y resguardo de tesoros y archivos del reino de Aragón. Allí están enterrados sus promotores, Sancha de Castilla y Pedro II. El magnífico archivo conservado contiene documentos fechados desde 1173 a 1923, emitidos durante casi ochocientos años.


Los problemas de Santa María de Sigena comenzaron cuando la Desamortización de Mendizábal, en 1835, le privó de los bienes raíces que lo sustentaban. Pero su mayor tragedia la sufrió en agosto de 1936, al inicio de la Guerra Civil Española, cuando en plena espiral de odio fratricida el monasterio fue incendiado. Tras este incendio, las obras de arte fueron trasladas por las autoridades republicanas al Museo de Arte Nacional de Cataluña. Recientemente, en los años 80, las monjas de la orden de Malta, propietarias del convento, vendieron numerosos bienes artísticos a la Generalitat de Cataluña en un venta con todos los permisos eclesiásticos.


Pero el gobierno de Aragón denunció la operación alegando que tenía derecho de tanteo y retracto sobre los bienes. El pleito llegó al Tribunal Constitucional quien, 14 años después, en el pleito más largo de la democracia, en una sentencia de 1998 declaró que la Generalitat catalana era la legítima propietaria de los bienes. No obstante, Aragón siguió movilizado obteniendo varias sentencias judiciales que el gobierno catalán se ha negado a atajar, alegando la sentencia favorable del Constitucional. No ha sido hasta finales de 2017, con las competencias de la Generalitat suspendidas en aplicación el artículo 155, cuando el gobierno central, en posesión de las competencias de la Generalitat, ordenó el traslado de los bienes a Sigena. El traslado estuvo rodeado de alta tensión social, con grandes protestas por parte de catalanes que acusaban al gobierno español de aprovechar la aplicación del artículo 155 para despojar a Cataluña de unos bienes correctamente adquiridos.


Pero con los objetos artísticos devueltos de una manera al menos extraordinaria y con las pinturas murales, la joya del tesoro de Sijena, todavía en posesión de Cataluña, y muy probablemente objeto de una próxima reclamación, no parece que la solución adoptada sea la definitiva, con lo que muchos adivinan que todavía no se ha llegado al final del asunto.



IMAGEN SUPERIOR: PINTURAS MURALES DE SIJENA EN LA MUSEO NACIONAL DE ARTE DE CATALUÑA.

XAVIER GÓMEZ. LA VANGUARDIA.


VIDEO DEL PERIÓDICO LA VANGUARDIA SOBRE LAS PINTURAS DE SIJENA


Relacionados

----------------


La catedral de Cuenca imitará a la de París

Alfonso VIII y Leonor de Aquitania fundan Santa María de las Huelgas

Sección de ARQUITECTURA Y ARTE

El Filferro MAGAZINE


¿Qué pasó después?

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

     27 NOVIEMBRE 2020

VERANO 1227