El Imperio Bizantino sobrevive sin Constantinopla

 

NICEA, primavera 1206. Tras la brutal toma de Constantinopla por parte de los cruzados católicos, las élites familiares que escaparon de la ciudad se han refugiado en los extremos del imperio, donde algunos de ellos, tras muchos avatares y no poca incertidumbre, han establecido núcleos de resistencia que atraen a miles de descontentos que no quieren vivir bajo el yugo del recién creado Imperio Latino de Constantinopla. El más importante de ellos es el Imperio de Nicea, cuya cercanía a la ciudad del Bósforo lo ha convertido en el más poblado y en el más importante.

 

Tras la conquista y saqueo de la ciudad (abril 1204), los católicos procedieron a repartirse el Imperio Bizantino según un plan previamente establecido. En ese reparto, el gran dominador ha sido el dux de Venecia, Enrico Dandolo, quién ha cedido el poder político a sus aliados pero ha retenido para la ciudad del Adriático la mitad del territorio, incluyendo las mejores plazas comerciales con todos sus monopolios y privilegios (que es, al fin y al cabo, a lo que venía). Para empezar, ha sido decisivo en el nombramiento como emperador del nuevo imperio Latino de Balduino de Flandes, menos fuerte, y más manejable, que su rival Bonifacio de Monferrato (hermano de Conrado, el rey de Jerusalén que fue asesinado por las hashshashins). Se convertirá en Balduino I de Constantinopla. Por su lado, Bonifacio de Monferrato ha fundado el reino de Tesalónica, con centro en esta ciudad y abarcando las regiones de Tesalia y Macedonia. El reino de Tesalónica tendrá una duración muy breve, ya que sucumbirá tras la muerte de Bonifacio, en 1207, entre las tensiones por su sucesión, no sin antes haber creado el ducado de Atenas, someter el Peloponoso y establecer el principado de Morea.

 

En el otro bando, las familias bizantinas huidas de Constantinopla se han establecido en tres núcleos principales donde resisten a los latinos, a saber; el Imperio de Nicea (familia Lascaris), el Imperio de Trebisonda (familia Comneno) y el estado del Épiro (familia Ducas). Los meses siguientes a la toma de la gran metrópoli fueron de luchas entre latinos y griegos, y de estos entre si, para consolidar sus dominios. David Comneno, de Trebisonda, intentó ampliar sus dominios a costa de Nicea, pero fue derrotado por Teodoro Lascaris en 1205. En el Epiro, Miguel Comneno Ducas sobrevivió aliándose con los latinos y protegido por el macizo montañoso que cerraba su estado por el oeste. Por su parte, Teodoro Láscaris tuvo que hacer frente a la presión de los latinos, donde comenzó sufriendo severas derrotas (Panameno, noviembre 1204, y Adamecio, marzo 1205) pero que, cuando peor pintaban las cosas, se benefició de la alianza de griegos y búlgaros atacando Adrianópolis, en la Tracia, al otro lado del imperio Latino. Balduino I se vio obligado retirar las tropas del ataque a Nicea, y para mayor fortuna de Teodoro Lascaris, el choque con los búlgaros fue una derrota catastrófica, donde varios de sus líderes resultaron muertos y Balduino I capturado por el gran zar Kaloyán, en cuyas mazmorras de Tarnovo morirá poco después,.

 

El Imperio de Nicea destacará de entre los tres beneficiado por su proximidad a Constantinopla, pues actuó como foco de atracción para refugiados y descontentos. Allí también llegaron los magnates de la iglesia griega, con lo que se reconstruyó la estructura del imperio Bizantino y Teódoro Láscaris pudo ser coronado emperador por el patriarca de la iglesia. Todos en Nicea sueñan ahora con la expulsión de los latinos y la reconquista de Constantinopla, la gran idea que se extenderá entre los humillados griegos.

 

No se sabe como murió Balduino, el primer emperador latino de Constantinopla, cuando estaba prisionero del gran zar Kaloyán en Tarnovo. Unos aseguran que fue ejecutado por Kaloyán en un ataque de ira tras la pérdida de la ciudad de Filipopólis a manos de los francos, mientras que otros dicen que lo fue por haber seducido a la esposa del propio zar. La torre donde estuvo prisionero en Tarnovo (hoy Veliko Tarnovo), en el norte de Bulgaria, todavía sigue en pie, y ha mantenido el nombre de Torre de Balduino. A Balduino le sucedió como emperador de Constantinopla su hermano Enrique I.

 

 

IMAGEN SUPERIOR: TEODORO LASCARIS, OBTENIDA DE WIKIPEDIA

 

DESINTEGRACIÓN DEL IMPERIO BIZANTINO EN 1205 

 

 

 

Relacionados

----------------

 

El ejército católico saquea Constantinopla durante tres días

Incredulidad mundial; Venecia desvía la Cuarta Cruzada contra una ciudad cristiana

Noticias de ASIA

 

¿Qué pasó después?

 

Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La Historia contada noticia a noticia

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

           30 JULIO 2020

PRIMAVERA 1224