Gengis Kahn arrasa Samarcanda y destruye al imperio corasmio

 

 

SAMARCANDA, 17 marzo 1220. Los mongoles han tomado hoy al asalto la ciudad de Samarcanda, capital del Imperio Corasmio, un joven pero extenso dominio que se originó a finales del siglo pasado desde la provincia de Corasm. La ciudad, importante enclave de la Ruta de la Seda, ha sido saqueada y posteriormente incendiada, mientras que la mayoría de la población ha sido asesinada o dispersada. Es la primera vez que los mongoles atacan territorio musulmán.

 

Un incidente comercial ocurrido dos años atrás supuso la culminación de las tensiones entre corasmios y mongoles y acabó desatando la rotura de las hostilidades. Los hechos se remontan a 1218 y tuvieron lugar en la ciudad de Otrar, localizada al este del mar de Aral y un importante núcleo de la Ruta de la Seda. El gobernador de la ciudad sospechó de una caravana mongola y arrestó a sus 400 componentes acusados de espionaje. Comunicado el asunto al sha, Mohammed II ordenó su ejecución. Gengis Khan montó en cólera y envió una embajada a Otrar que también fue maltratada por el gobernador. Poco después, los mongoles atacaron el Corasán y fueron recibidos por un ejército de 50.000 hombres comandados por el propio sha, quien se enfrentó a 30.000 mongoles en la tierra de los kara-kitai. Aquel primer encuentro quedó en tablas, con ambos bandos sufriendo pérdidas calamitosas.

 

Pero tras reorganizarse, Gengis Khan reunió 200.000 jinetes que, divididos en cuatro columnas, enraron en el Corasán por los caminos de la Ruta de la Seda. Dos de esas columnas se dirigieron a Otrar, a la que pusieron sitio. La ciudad, fronteriza y por tanto bien fortificada, resistió casi un año, pero en abril de 1219, los mongoles consiguieron entrar, al parecer gracias a un engaño. Siguiendo la política mongola de terror y exterminio ante las poblaciones que no se entregaban, todos los hombres fueron ejecutados y el resto de la población hecha esclava o dispersada.

 

Tras tomar Otrar, Gengis Khan se enfrentaba a la línea fortificada del rio Sir Daria, a lo largo de la cual el sha esperaba detener a los invasores. Pero con una audaz maniobra, Gengis lideró a sus fuerzas a través del aparentemente infranqueable desierto del Kizilkhum, lo que es considerado una de las mayores proezas de la historia militar. Así cayó contra Bujara, otro gran mercado de la Ruta de la Seda que fue asaltada y saqueada en pocos días. El camino hacia Samarcanda quedaba expedito.

 

En marzo de 1220 los mongoles ponían sitio a la milenaria ciudad, por entonces con 100.000 habitantes. Los defensores intentaron romper el asedio con una salida que incluía elefantes armados, pero los mongoles fingieron una retirada, los rodearon y destrozaron en campo abierto. Pocos días después, 50.000 mongoles asaltaban la ciudad, de la que Mohamed consiguió huir con un pequeño ejército de turcos. Pero Gengis Khan ordenó su persecución hasta el mar Cáucaso, donde el sha murió refugiado en una de sus islas.

 

Por otro lado, las columnas al mando de sus generales sembraban el pánico y el terror conquistando, matando y esclavizando ciudades como Merj, Meru o la propia Urgench, capital originaria de la dinastía corasmia, hechos que tuvieron lugar a lo largo de 1220-1221.

 

La caída del imperio corasmio ha supuesto la desaparición del colchón que mantenía lejos del califato abassí a las agresivas horadas mongolas. El califa actual, An-Násir, es un hábil gobernante que ha obtenido cierto éxito en la recuperación de la independencia de Bagdad, cuyo califa ha sido, en las últimas décadas, un títere en manos de los sultanes turcos que gobiernan Siria, Egipto, Rum o del propio Mohammed II, quién intento atacar Bagdad en 1218. Por este último incidente, An-Násir no ha visto con malos ojos la llegada de los mongoles, y se dedicará a mantener las mejores relaciones con Gengis Khan en busca de paz y protección, algo que preocupa mucho a los sultanes de Oriente Próximo, que ven peligrar el control que mantenían sobre el representante de Alá. Sobre todo Al-Muazzam, el sultán de Siria y hermano de Al-Kadil, sultán de Egipto, que se encuentra defendiéndose de los ataques cristianos de la Quinta Cruzada en Damieta, y que ahora ha visto aparecer a los mongoles a sus espaldas.

 

IMAGEN SUPERIOR: MONGOLES EN EL SITIO DE OTRAR, DE LA WEB ARRECABALLO.COM

 

 

 EVOLUCIÓN DE LA CAMPAÑA MONGOLA CONTRA EL IMPERIO CORASMIO

 

  SAMARCANDA EN LA ACTUALIDAD

 

 

 

Relacionados

  --------------

 

Trending Tópic MONGOLES

El sha Mohammed II fracasa en su ataque a Bagdad

Noticias de ASIA

 

¿Qué pasó después?

 

 

 

  

 

 

 

Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La Historia contada noticia a noticia

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

         30 AGOSTO 2020

OTOÑO 1224