Enrique II instala a su amante Rosamunda en Woodstock; la reina Leonor abandona el castillo




OXFORD, septiembre 1166. Enrique II de Inglaterra ha adaptado un pabellón de caza cerca de su residencia en el castillo de Woodstock para que su amante, Rosamunda de Clifford (16), pueda vivir cerca de él. El rey inglés mantiene una relación con la hija del marqués de Clifford desde 1164, cuando la conoció en la campaña de Gales de ese año. Enrique II quedó prendado de la bella joven, por entonces con 14 años de edad, y cuando terminó la campaña, el rey y el marqués de Clifford acordaron enviar a Rosamunda al monasterio de Godstow, ubicado cerca de Woodstock, para que el rey pudiera visitarla más asiduamente. Ahora ha decidido sacarla del monasterio y ubicarla junto a su residencia.


La indignación de la reina de Inglaterra, que se encuentra embarazada de su tercer hijo (futuro Juan I, Juan Sin Tierra), es mayúscula. Dado el fuerte carácter de Leonor de Inglaterra (antes de Aquitania), dicen que Enrique II ha ordenado que se construya un complicado laberinto alrededor del pabellón para que Leonor no pueda acceder a la vivienda de Rosamunda. Finalmente, la reina ha abandonado Woodstock y se ha trasladado al castillo de Beamunt, lugar en el que nacerá el príncipe Juan. Rosamunda vivirá en Woodstock hasta el final de su relación con Enrique II, en 1176. Entonces se trasladó a la abadía de Godstow, donde fallecería muy poco después, antes de cumplir los 27 años.


Su espectacular belleza y su pronta muerte han dado pábulo a todo tipo de leyendas desde muy pronto. Por ejemplo, se dice que Rosamunda no murió en la abadía de Godstow, sin en su propia residencia de Woodstock, cuando la reina Leonor consiguió atravesar el laberinto y la obligó a suicidarse eligiendo entra una daga y un veneno. Rosamunda eligió el veneno. Poco después de su muerte, su figura arraigó fuertemente en el folklore inglés, hasta el punto de que su tumba en la abadía de Godstow fue objeto de adoración. Su historia ha inspirado decenas de obras literarias e incluso óperas y películas, desde el poema de 1592 “The Complaint of Rasamund”, de Samuel Daniels, hasta su aparición en la novela de 2018 “La Revuelta”, de Clara Dupont-Monod, pasando por películas como El León en Invierno (1968) de Anthony Harvoy, o la ópera Rosamunda de Inglaterra (1834) de Gaetano Donizzeti.



Relacionados

--------------------


Rebelión en la familia Plantagenet

¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibirás un mail con todas las noticias de la semana tan pronto como se publiquen en la web.