Resumen años 1210



Durante la década de los años 1210 hemos cubierto la ruptura del equilibrio peninsular en Hispania tras la batalla de Las Navas de Tolosa, la ascensión de Francia a potencia europea con la victoria de Bouvines y la congelación de las aspiraciones de Aragón sobre el sur de Francia como consecuencia de la derrota de Muret, tres batallas fundamentales para el futuro de Europa. Además, hemos asistido a la profusa utilización de las cruzadas como poderosa arma política: hasta cuatro cruzadas estarán activas en esta sola década.



Los reinos cristianos toman la iniciativa en Hispania.



El potente ejército almohade, el que restableció la resistencia de Al-Ándalus frente a la expansión cristiana (Cáceres, Alarcos) ha sido totalmente derrotado en Las Navas de Tolosa (1212), una victoria que supone la culminación de la Cruzada Hispánica liderada por Castilla y negociada con Roma durante años.


No obstante, la explotación de tan gran victoria no ha cumplido las expectativas generadas, pues los almohades habían convertido las populosas ciudades en auténticas fortalezas muy difíciles de conquistar. Para más inri, tres de los cuatro reinos involucrados en esta explotación han caído en graves crisis políticas (Castilla, Aragón, Portugal). Solo Alfonso IX de León, que no participó en Las Navas, estaba en condiciones de acturar pero Cáceres ha rechazado todos los ataques leoneses. La expansión cristiana hacia el sur tendrá que esperar.


Francia sale del cisma imperial convertida en potencia europea




El apoyo de Felipe II de Francia al papa Honorio III ha sido una apuesta arriesgada que eventualmente ha convertido a Francia en la nueva potencia del continente. Arriesgada, porque los enemigos de Francia la rodeaban por el este (Sacro Imperio) y por el oeste (Inglaterra), pero también necesaria para mejorar las aspiraciones de Francia sobe el Languedoc, donde la cruzada contra el catarismo es el instrumento perfecto para intervenir contra de unos señores que, hasta el final de la década, recibían el apoyo de Aragón.


El cisma desatado tras el repentino cambio de postura del emperador Otón IV (excomulgado por el papa Inocencio III en 1210), y el enfrentamiento de Juan I de Inglaterra con la iglesia católica, dejaron a Felipe II de Francia como único aliado de Roma. Fueron unos momentos confusos y muy peligrosos, pero que se resolvieron de forma casi milagrosa en Bouvines (1214). Felipe II obtuvo un enorme prestigio, y la impagable ayuda de Roma en el sur francés; al poco tiempo, en 1219, el papa Honorio III destituía al conde Sancho de Aragón, procurador general del reino ante la minoría de edad de Jaime I, por apoyar al conde de Tolosa en su lucha contra los cruzados franceses. Luz verde para Francia en el Midi.


Aragón encuentra la oposición de Roma en el sur de Francia




Tras años (si no décadas) de tiras y aflojas, Roma se ha decantado por Francia como aliada para acabar con la herejía cátara extendida por el Languedoc. Así ha quedado confirmado tras la destitución del conde Sancho como procurador general de Aragón (1219) algo que Honorio III ha podido hacer porque es el señor feudal del reino.


La década comenzó con el arranque de la cruzada albigense contra los cátaros, la segunda de la década y declarada tras el asesinato del legado papal en 1209. Los cruzados avanzaron inexorablemente, y allí por donde pasaban se repetían las horrorosas quemas de herejes. Y hasta allí fue Pedro II El Católico en apoyo de sus vasallos, para encontrar la muerte en Muret (1213). Y allí volvió el conde Sancho, procurador general de Aragón tras la muerte de su hermano el rey Pedro, con Raimundo VI pero reconquistar Tolosa (1217). Poco después, Sancho era destituido de su cargo y el papa Honorio III nombraba un consejo de nobles para regentar Aragón. Pero estos nobles utilizar su poder para enfrentarse al rey Jaime I (1204), todavía un adolescente, y aumentar su poder.



También fue noticia


Asombrosa expansión de los mongoles: en solo once años, los que van desde que en 1209 los mongoles salieran de su territorio histórico, hasta la toma de Samarcanda en 1220, Gengis Kahn y su pueblo han protagonizado una expansión relámpago sin parangón en la Historia, que les ha llevado a controlar las tierras asiáticas desde la recién fundada Pekín hasta las puertas del mismo Bagdad.


Grave crisis en Portugal; el reino en peligro: el ascenso al poder de Alfonso II (1212) ha supuesto un cambio en la dócil actitud de la monarquía con respecto a la poderosa iglesia lusa. El resultado llegó a poner en peligro la misma existencia del reino cuando los obispos ofrecieron el trono portugués a Alfonso IX de León.


Concilio de Letrán IV: arranca la Quinta Cruzada. El mayor, más pomposo y probablemente el más importante concilio de la Edad Media (1215), ha aprobado la Quinta Cruzada, la tercera desde que en 1187 Jerusalén cayó en manos de Saladino. y la tercera, también, que se desarrolla está década. Al igual que se planeó en la Cuarta, la cruzada se dirigirá a Egipto en lugar de a Palestina. En 1219, tras año y medio de sitio, caía en manos cruzadas la ciudad de Daimieta, el primero de los objetivos de la empresa. Siguiente paso: El Cairo.


Igualmente, el concilio ha aprobado otras disposiciones de gran importancia, como activar la cruzada contra los cátaros, obligar a los judíos a vestir ropajes que los diferencien o a unificar la doctrina de la iglesia, muy amenazada por las herejías.


Los barones ingleses arrancan a Juan I la primera constitución escrita: la expulsión de los ingleses del continente y la derrota del ejército inglés ante Felipe II Augusto, han colocado a Juan I en una posición de extrema debilidad. Ante la presión de sus barones, se ha visto obligado a aceptar por escrito importantes limitaciones del poder real.


Dinamarca, señora del báltico: la crisis en que ha quedado sumido el Sacro Imperio tras el cisma imperial, ha sido aprovechada por Valdemar II para intensificar la expansión iniciada por su padre Canuto IV y llegar hasta las costas orientales del báltico. Se trata de un capítulo más de la cruzada báltica (la cuarta de la década). Allí ha derrotado a los paganos estonios y ha decidido adoptar una nueva enseña nacional: el Dannebrog, la bandera más antigua del mundo.


En El Filferro Magazine: Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Inglaterra, Pedro II de Aragón, Francisco de Asís, Universidad de Salamanca, Venecia, Catedral de Notre Dame.






  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

LA HISTORIA CONTADA NOTICIA A NOTICIA

   ÚLTIMA MODIFICACIÓN

     30 NOVIEMBRE 2020

OTOÑO  1227